Diferencias entre una obra de reforma con o sin contratista

Para hacer la reforma de un edificio o una vivienda tienes básicamente dos opciones: buscar una empresa contratista o contratar a los gremios por separado. Si son trabajos menores o aislados (cambiar las ventanas, arreglar una barandilla de la escalera…) lo normal es contratar al gremio correspondiente (un carpintero, un albañil…). Pero en reformas integrales de pisos o edificios, o en obras de calado en la comunidad ( reformas completas de portales, ascensor a cota cero, aislamientos de fachadas, reparación de tejados…) es conveniente contratar a una empresa contratista que gestione la obra completa. ¿Por qué? ¿Qué ventajas hay? ¿Cuáles son las diferencias? Te lo explicamos.

La empresa contratista coordina a los gremios

La coordinación de los diferentes gremios y profesionales es vital en una obra de reforma. Si se contrata a los gremios por separado, la coordinación es responsabilidad de la comunidad de vecinos, como promotora de la obra. Y esto supone un verdadero engorro. En ocasiones la coordinación la asume el arquitecto o el aparejador (arquitecto técnico). Aunque es cierto que ellos pueden realizar con profesionalidad la coordinación de gremios, muchas cuestiones que explicamos a continuación quedan en el limbo.

La empresa contratista ofrece garantías durante la obra de reforma

En una obra los controles de calidad son obligatorios. También garantizar la seguridad en la obra y cumplir toda la legislación laboral. La empresa contratista garantiza el conjunto de la obra y por lo tanto es la responsable última de todas estas cuestiones, evitando posibles vacíos que se generan si se encarga cada gremio. Por ejemplo, si no hay empresa contratista la instalación de andamios, protecciones o vallas de seguridad la tendría que asumir la comunidad, como promotora de la obra.  

La empresa contratista se encarga de la gestión de licencias

Solicitar los permisos de obra necesarios es una de las tareas principales de la empresa contratista (http://www.birketa.es/permisos-licencias-una-reforma-vitoria/). Los solicita teniendo en cuenta la globalidad de la obra y no los trabajos particulares de cada gremio. Así se evitan duplicidades en los permisos o retrasos.

Ofrece garantía de seguros

En caso de desperfecto o accidente, responde el seguro de la empresa contratista, que cubre la obra en su conjunto. Si contratamos a los gremios por separado, la cosa se complica. Naturalmente cada gremio tendrá su propio seguro (la comunidad de vecinos también). Pero será más difícil dilucidar qué seguro cubre una incidencia. El seguro de la empresa contratista ofrece una cobertura global a cualquier necesidad, sin vacío ni solapamiento de responsabilidades alguno.

Responsabilidad sobre la reforma

La empresa contratista asume la responsabilidad de la obra. Actúa como escudo ante la comunidad de propietarios. Cualquier contingencia derivada de una mala práctica de un gremio (impagos, no dar de alta en la seguridad social a los trabajadores…) es resuelta por el contratista sin que salpique a la comunidad  y sin transmitir o eludir la responsabilidad. Igualmente, el incumplimiento de plazos de la obra es responsabilidad de la propia empresa y por lo tanto la comunidad de vecinos podrá reclamar ante la empresa. Si por contra los gremios son contratados por separado es más complicado identificar al gremio responsable de un retraso; todos tenemos la experiencia de que un gremio culpará a otro de su retraso…

El contratista no es necesariamente más caro

Las empresas contratistas realizan muchas tareas para garantizar el correcto desarrollo de la obra y tienen unos costes estructurales más grandes que los de un gremio. Por eso, a priori puede parecer que el coste total es más caro. Pero el contratista también es capaz de lograr mejores precios en materiales o gremios. Además, gracias a su experiencia pueden optimizar la obra acortando los plazos y minimizando pérdidas de tiempo y recursos. Por eso, contratar los gremios por separado no tiene por qué ser más barato que encargar la ejecución de la obra a la empresa contratista.  

Birketa es una empresa contratista, así que podrás pensar que barremos para casa. Pero la experiencia nos dice que la presencia de un contratista coordinando y ofreciendo todas las garantías a la obra facilita la obra de reforma, tanto para los vecinos como para los propios gremios. En breve os daremos también algunos consejos sobre qué pasos y criterios seguir para contratar a una empresa contratista con todas las garantías.

Los comentarios están cerrados.